27 octubre 2014

¿Cuánto tiempo hace que no dices TE QUIERO?


«A veces no sabemos cómo decir al otro que le queremos, parece que ya estamos acostumbrados a ese amigo, a esa amiga, al marido o a la mujer después de tantos años, a nuestros padres o a nuestros hijos que, desde pequeños, no les hemos dicho esas palabras de cariño que nos gustaría decirles. Sin embargo, todos lo necesitamos, tenemos un corazón que necesita saberse amado y, aunque las obras lo demuestran, las palabras dejan constancia de ello.

Hoy el reto del Amor es decirle a alguien que le quieres, a alguien que hace mucho que no se lo dices o que quizá nunca se lo has dicho de palabra.»

¡Feliz lunes!

12 octubre 2014

Evangelio. Domingo XXVIII del Tiempo Ordinario.


Según San Mateo 22. 1-14


Jesús habló en parábolas a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo, diciendo: El Reino de los Cielos se parece a un rey que celebraba las bodas de su hijo. Envió entonces a sus servidores para avisar a los invitados, pero estos se negaron a ir. De nuevo envió a otros servidores con el encargo de decir a los invitados: 'Mi banquete está preparado; ya han sido matados mis terneros y mis mejores animales, y todo está a punto: Vengan a las bodas'. Pero ellos no tuvieron en cuenta la invitación, y se fueron, uno a su campo, otro a su negocio; y los demás se apoderaron de los servidores, los maltrataron y los mataron. Al enterarse, el rey se indignó y envió a sus tropas para que acabaran con aquellos homicidas e incendiaran su ciudad. Luego dijo a sus servidores: 'El banquete nupcial está preparado, pero los invitados no eran dignos de él. Salgan a los cruces de los caminos e inviten a todos los que encuentren'. Los servidores salieron a los caminos y reunieron a todos los que encontraron, buenos y malos, y la sala nupcial se llenó de convidados. Cuando el rey entró para ver a los comensales, encontró a un hombre que no tenía el traje de fiesta. 'Amigo, le dijo, ¿cómo has entrado aquí sin el traje de fiesta?'. El otro permaneció en silencio. Entonces el rey dijo a los guardias: 'Atenlo de pies y manos, y arrójenlo afuera, a las tinieblas. Allí habrá llanto y rechinar de dientes'. Porque muchos son llamados, pero pocos son elegidos.




Reflexión. 


No se trata de un amor cualquiera, porque a menudo se ven a hombres deshonestos amar a otros..., pero no se ve en ellos esta caridad «que nace de un corazón limpio, de una conciencia recta y de una fe sincera»; pues esta caridad es el traje de bodas.      «Ya podría yo hablar las lenguas de los hombres y de los ángeles, dice el apóstol, si no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o unos platillos que aturden...
Si me falta el amor, no sirve para nada». Éste es el traje de bodas. Examinaos: si lo tenéis, acercaos confiadamente al banquete del Señor.

07 octubre 2014

Siete años que se fue...


Hoy escribo poniendo una canción de Vanesa Martín. Titulada: Ya no más:

Por más que abro las manos no te me sostienes, hay un hueco, un asiento vacío y una madrugada (...)
Ahora es tu cuerpo dormido el que ya no aguanta (...)

Y con estas letras escribo de una forma especial pero con esperanza.

Hoy martes 7 de octubre, hace 7 años que mi padre, su cuerpo, dejaba de tener fuerzas... Sus ojos se cerraban a las 12:00 del mediodía.

Ese día en que estás en una nube... y va siendo los días posteriores, inclusive el paso de los años cuando te empiezas a dar cuenta que no está. Que no vuelve. Que no lo vas a escuchar más...
Te quedan muchos recuerdos, muchas fotos y muchos vídeos de sus programas de televisión de semana santa, de navidad...
Lo sientes, si. Pero no está físicamente. Algo te falta.

Todavía lo recuerdo cuando me bajaba con la moto (a las columnas = al portal de mi casa), o con el coche de los picapiedra...
Cuando iba con mi madre y lo visitábamos al edificio de correos (enfrente del corte inglés) donde trabajaba en ventanilla y me metía detrás y le cogía el mata sello y yo la liaba parda por la oficina de correos... o con los sacos de las cartas...
O cuando lo enviaban de director de sucursal a un pueblo y lo visitaba por sorpresa...
O cuando había un encuentro de curas de la diócesis y el típico saludo de algunos curas, "Jose Borja, que hemos visto a tu padre en correos, es como tu".
O cuando me venía alguna hermana de las Trinitarias a regañarme porque había ido a correos y no le había cobrado el paquete...
O cuando llegaba la semana santa que siempre me regalaba un tambor (pobres vecinos míos) jajaj
Cuando me cogía y me metía de pequeño el hombro debajo del varal del trono...

Son tantos recuerdos sellados en la memoria que hacen el que siga vivo en mi mente y en mi día a día.

Recuerdos que aunque la muerte me lo quitara físicamente en menos de tres meses por culpa de un cáncer inesperado, esos momentos vividos no me los puede robar.

Uno se va haciendo grande. Va tomando decisiones importantes y lo que más desearía es verlo y que pudiera estar sentado en una silla... Pero bueno, está de otra forma...

Los que gracias a Dios tenemos Fe aunque sea débil, confío y estoy convencido que mi padre, o como yo le llamaba cariñosamente "el calvito" está viéndome he intercediendo por su familia, por mi, ante Dios Trinidad.

Ese Dios que vence a la muerte aunque muchas veces no lo entendemos o nos falta Fe.

Señor, espero que ya esté gozando mi padre de la mansión terrena junto contigo, la Virgen y todos los santos y hazlo un verdadero ángel custodio de mi familia y de mi.

Gracias Señor por darme la oportunidad de haberlo disfrutado durante 16 años.

Papi te quiere:
Tu chico.


http://youtu.be/9FRT2ZTCZWw

01 octubre 2014

Hoy 1 de octubre, celebramos la fiesta de Santa Teresita del Niño Jesús.



"Por solo tus amores, Jesús mi bien amado,
En ti mi vida puse, mi gloria y porvenir;
Y ya que para el mundo soy una flor marchita,
No tengo más anhelo que amándote, morir…"