30 mayo 2012

Exposición de la Sábana Santa en Málaga.

Hoy he estado viendo la exposición de la Sábana Santa que esta expuesta en el interior de nuestra S.I.B. Catedral Malacitana.
Desde mi humilde rincón en el Blogger, os aconsejo que la visitéis, porque merece la pena.

Te enseñan los diferentes estudios a nivel científico por la que la Sábana Santa a pasado en todos estos años.
Te recrean el "hombre" de la Sábana.
Te explican cómo fué la crucifixión, muerte...
También cómo eran en aquel tiempo los sepulcros cavado en la roca;
las espinas, la lanza, cómo eran las Cruces... Etc.

Te van explicando científicamente y lo compaginan con los relatos Evangelicos paso por paso el terrible sufrimiento, agonía, y muerte (por las que tuvo que pasar Jesús de Nazaret).

Es increíble. La verdad que no se puede explicar con palabras.
¡¡Hay que ir a verla os la recomiendo!!

29 mayo 2012

El próximo 7 de octubre, la Santa Madre Iglesia proclama DOCTOR a San Juan de Ávila.

El papa Benedicto XVI anunció que el próximo 7 de octubre proclamará doctor de la Iglesia al español san Juan de Ávila (1499-1569) y a la alemana santa Hildegarda de Bingen (1098-1179).

- "Hildegarda fue monja benedictina en el corazón de la Edad Media alemana, auténtica maestra de Teología y profunda estudiosa de las ciencias naturales y de la música".
- San Juan de Ávila, sacerdote y escritor ascético patrono del clero español, se unirá a otros grandes doctores de la Iglesia nacidos en España.

El Pontífice dijo: "la santidad de la vida y la profundidad de la doctrina" de estos dos santos "los hacen actuales perennemente".

Y afirmó que las figuras de los dos santos son aún más de "relevante importancia y actualidad" a la luz del proyecto de nueva evangelización al que estará dedicada la próxima Asamblea Ordinaria del Sínodo de Obispos, que se inaugura precisamente el 7 de octubre.


27 mayo 2012

Evangelio. Solemnidad de PENTECOSTéS.


Según San Juan 20, 19-23.
Al atardecer de aquel día, el primero de la semana, estando cerradas, por miedo a los judíos, las puertas del lugar donde se encontraban los discípulos, se presentó Jesús en medio de ellos y les dijo: «La paz con vosotros». Dicho esto, les mostró las manos y el costado. Los discípulos se alegraron de ver al Señor. Jesús les dijo otra vez: «La paz con vosotros. Como el Padre me envió, también yo os envío». Dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo: «Recibid el Espíritu Santo. A quienes perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos».

Reflexión:
«Recibid el Espíritu Santo»

Todos quedaron llenos del Espíritu Santo, y se pusieron a predicar valientemente. Aquellos hombres atemorizados habían sido transformados en valientes predicadores que no temían la cárcel, ni la tortura, ni el martirio. No es extraño; la fuerza del Espíritu estaba en ellos.

Pentecostés, es preparar nuestro corazón para acoger el Espíritu Santo en nuestra vida personal y comunitaria y dar testimonio de que es Él el que nos guía y nos da la Fuerza necesaria para continuar su misión.
Es una oportunidad de renovarnos con la gracia del Espíritu Santo que mana con fuerza, y que nos acompaña en nuestro compromiso de ser discípulos y misioneros de Cristo en medio del mundo. Fue el mismo Señor quien nos prometió no dejarnos solos, sino que nos enviaría la ayuda del Paráclito para asistirnos y guiarnos:
“recibiréis la fuerza del Espíritu Santo, que vendrá sobre vosotros, y seréis mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaría, y hasta los confines de la tierra”. (Hech 1,8)

Pentecostés marca el caminar de la Iglesia peregrina, la llamada misionera de todos aquellos, que llenos de la fuerza renovadora de los dones del Espíritu Santo, son capaces de vencer los temores humanos, para adentrarse en un camino que conducirá la vida de la Iglesia naciente por las sendas del mundo.
Hoy, llevamos el sello del Espíritu en la vida de todas las comunidades de fieles cristianos por todo el mundo. Pero también debemos reconocer que es necesario que otros CONTINUEMOS LA MISIÓN DE JESÚS DE NAZARET Y SEAMOS SUS DISCÍPULOS, proclamadores de un mensaje liberador, esperanzador y coherente hasta la cruz. Y para eso Él nos deja sus dones que nos acompañan, fortalecen y animan en la misión.

26 mayo 2012

Hoy sábado, VÍSPERA de las SOLEMNIDAD DE PENTECOSTÉS.


INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

Espíritu Santo, Espíritu de Jesús.
ven a nuestras comunidades,
danos audacia y creatividad
para vivir con pasión
como testigos del Reino de justicia y paz.
Cambia nuestra mirada
para aprender a descubrir tu presencia
para caminar con esperanza.
Dios de la Vida,
danos tu Espíritu,
para que nos haga nuevos,
para que nos impulse a la misión,
para que seamos testigos,

hermanos y mensajeros.
Para que vivamos en el Espíritu de Jesús y él nos muestre
las huellas del Reino en la sociedad que vivimos. Amén

24 mayo 2012

Canción a María Auxiliadora. Hoy día 24 de mayo, celebramos su onomástica.


Rendidos a tus plantas, Reina y Señora,
los cristianos te aclaman su Auxiliadora,
los cristianos te aclaman su Auxiliadora.

Yo tus auxilios vengo a pedir,
Virgen Santísima, ruega por mí.
Virgen Santísima, ruega por mí.

De este mar tempestuoso fúlgida estrella,
cada vez que te miro eres más bella.
cada vez que te miro eres más bella.

Guíame al puerto salvo y feliz,
Virgen Santísima, ruega por mí.
Virgen Santísima, ruega por mí.

En las horas de la lucha sé mi consuelo,
y al dejar esta vida llévame al cielo.
y al dejar esta vida llévame al cielo. 

En cuerpo y alma me ofrezco a Ti,
Virgen Santísima, ruega por mí.
Virgen Santísima, ruega por mí.

Hoy día 24, la Iglesia Malacitana se viste de gala. Celebramos el día de SANTA MARÍA AUXILIADORA.


Oración de consagración:

¡Oh Santísima e Inmaculada Virgen María, tiernísima Madre nuestra y poderoso Auxilio de los Cristianos! Nosotros nos consagramos enteramente a tu dulce amor y a tu santo servicio. Te consagramos la mente con sus pensamientos, el corazón con sus afectos, el cuerpo con sus sentidos y con todas sus fuerzas, y prometemos obrar siempre para la mayor gloria de Dios y la salvación de las almas.
Tú, pues, ¡oh Virgen incomparable! que fuiste siempre Auxilio del Pueblo Cristiano, continúa, por piedad, siéndolo especialmente en estos días. Humilla a los enemigos de nuestra religión y frustra sus perversas intenciones. Ilumina y fortifica a los obispos y sacerdotes y tenlos siempre unidos y obedientes al Papa, maestro infalible; preserva de la irreligión y del vicio a la incauta juventud; promueve las vocaciones y aumenta el número de los ministros, a fin de que, por medio de ellos, el reino de Jesucristo se conserve entre nosotros y se extienda hasta los últimos confines de la tierra.
Te suplicamos ¡oh dulcísima Madre! que no apartes nunca tu piadosa mirada de la incauta juventud expuesta a tantos peligros, de los pobres pecadores y moribundos y de las almas del Purgatorio: sé para todos ¡oh María! dulce Esperanza, Madre de Misericordia y Puerta del Cielo.
Te suplicamos, gran Madre de Dios, que nos enseñes a imitar tus virtudes, particularmente la angelical modestia, la humildad profunda y la ardiente caridad, a fin de que, por cuanto es posible, con tu presencia, con nuestras palabras y con nuestro ejemplo, representemos, en medio del mundo, a tu Hijo, Jesús, logremos que te conozcan y amen y podamos, llegar a salvar muchas almas.
Haz, ¡oh María Auxiliadora! que todos permanezcamos reunidos bajo tu maternal manto; haz que en las tentaciones te invoquemos con toda confianza; y en fin, el pensamiento de que eres tan buena, tan amable y tan amada, el recuerdo del amor que tienes a tus devotos, nos aliente de tal modo, que salgamos victoriosos contra el enemigo de nuestra alma, en la vida y en la muerte, para que podamos formarte una corona en el Paraíso. 
Así sea.

Oración de María Auxiliadora:

Virgen María Auxiliadora.
Que tu Bendición santísima permanezca en mi noche y día, en la alegría y en la tristeza, en el trabajo y en el descanso, en la salud y en la enfermedad, en la vida y en la muerte y durante la eternidad.
OH Bendición de María Auxiliadora, dichoso quien te la pide, recibe y guarda, y después de obtenerla aquí en la tierra la lleve a su último suspiro como prenda de vida eterna.
Nuestro Auxilio esta en el nombre del Señor que hizo el cielo y la tierra.
Virgencita María Auxiliadora, acompañame en mis viajes, en mis trabajos, y protégeme de males y enfermedades.
María Auxiliadora, dame tu santísima Bendición, Tu y Tu Santo Hijo, para mi y para cada uno de mis familiares, en este día y todos los días de mi vida,
Amen.

20 mayo 2012

Evangelio. Solemnidad de la Ascensión del Señor.



Según San Marcos 16, 15-20.

En aquel tiempo, Jesús se apareció a los once y les dijo: «Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación. El que crea y sea bautizado, se salvará; el que no crea, se condenará. Estas son las señales que acompañarán a los que crean: en mi nombre expulsarán demonios, hablarán en lenguas nuevas, agarrarán serpientes en sus manos y aunque beban veneno no les hará daño; impondrán las manos sobre los enfermos y se pondrán bien». 
Con esto, el Señor Jesús, después de hablarles, fue elevado al cielo y se sentó a la diestra de Dios. Ellos salieron a predicar por todas partes, colaborando el Señor con ellos y confirmando la Palabra con las señales que la acompañaban.

Reflexión: 

«El Señor Jesús, después de hablarles, fue elevado al cielo y se sentó a la diestra de Dios»

Hoy en esta solemnidad, se nos ofrece una palabra de salvación como nunca la hayamos podido imaginar. El Señor Jesús no solamente ha resucitado, venciendo a la muerte y al pecado, sino que, además, ¡ha sido llevado a la gloria de Dios! Por esto, el camino de retorno al Padre, aquel camino que habíamos perdido y que se nos abría en el misterio de Navidad, ha quedado irrevocablemente ofrecido en el día de hoy, después que Cristo se haya dado totalmente al Padre en la Cruz.

Pero aquello que se da por amor ha de ser aceptado en el amor para poder ser recibido como don. Jesucristo, pues, a quien no hemos visto, quiere que le ofrezcamos nuestro amor a través de nuestra fe, que recibimos escuchando la palabra de sus ministros, a quienes sí podemos ver y sentir. «Nosotros creemos en aquel que no hemos visto. Lo han anunciado aquellos que le han visto. (...) Quien ha prometido es fiel y no engaña: no faltes en tu confianza, sino espera en su promesa. (...) ¡Conserva la fe!» (San Agustín). Si la fe es una oferta de amor a Jesucristo, conservarla y hacerla crecer hace que aumente en nosotros la caridad.

19 mayo 2012

La Pascua de Resurrección es ser FELIZ y hacer FELIZ a los DEMáS.

Resurrección es...
Hacer nacer cosas nuevas: una planta, un poema, un guiso, una canción, un dibujo.
Resurrección es...
Cantar de vez en cuando el "cántico de las criaturas" de Francisco de Asís.
Resurrección es...
Ser sensible a la biografía de las cosas que nos rodean:
- El agua del grifo, que alguna vez fue río, y antes nube.
- La harina del pan que creció como espiga al sol abierto.
- Los ladrillos de tu casa, que fueron tierra y campo.
Resurrección es...
Levantarse temprano algún día y ver tranquilamente el amanecer.
Resurrección es...
Mantener viva  la memoria de los que murieron para que hubiese vida.

- Cuando lees el EVANGELIO con ojos nuevos, intentado que te diga lo que de verdad dice y no lo que siempre has oído... Esto también es Resurrección.
- Cuando dedicas un tiempo a regenerarte por dentro, física y espiritualmente... Esto también es Resurrección.
-
Cuando preservas el mundo para las generaciones que llegarán detrás... Esto también es Resurrección.


- De parte de Jesús RESUCITADO, que derroches vida y felicidad siempre.

17 mayo 2012

Reflexión en el mes de mayo. Mes de María.

Para que nos ayude a rezar y reflexionar, hoy pongo otra foto de la Virgen titular de mi otra cofradía Malacitana a la que pertenezco también. (Nazareno de Pasión y María Santísima del Amor Doloroso.)

El camino de María. Nuestro Camino.

Contemplamos María Inmaculada, la llena de gracia, en el misterio de la Encarnación Ella no tiene miedo. Es prototipo de valentía que dice SI al anuncio del ángel y se entrega en fe a su misión de ser Madre-Virgen; espera ciegamente el cumplimiento de la palabra de Dios apoyada en la gracia divina; se entrega sin condiciones en esclavitud de amor.
Hemos de recorrer el camino marcado por Dios Creador y Redentor. María es la Estrella que ilumina nuestro itinerario de fe, esperanza y caridad. 
Cultivemos la fe como adhesión a la Palabra y a la Vida que es Cristo en la Iglesia. 
Cultivemos la esperanza recorriendo el camino apoyados en los medios sobrenaturales que Cristo nos ofrece. Cultivemos la caridad teologal con el conocimiento, amor e imitación de Cristo que se hizo hombre, murió en la cruz y resucitó para santificarnos. 
Invoquemos a María, también con el rezo del Rosario en familia para que Ella nos obtenga las gracias que necesitamos.

16 mayo 2012

Oración a la Virgen por el mes de mayo.

Hoy pongo la foto que me mando hace meses una amiga de la Virgen titular de mi cofradía Malacitana. (Cristo de la Puente del Cedrón y María Santísima de la Paloma)


Oh Virgen naciente, esperanza y aurora de la salvación para todo el mundo!, vuelve benigna tu mirada maternal hacia todos nosotros, reunidos aquí para celebrar y proclamar tus glorias.
¡ Oh Virgen fiel, que fuiste siempre solícita y dispuesta a recibir, conservar y meditar la Palabra de Dios!, haz que también nosotros, en medio de las dramáticas vicisitudes de la historia, sepamos mantener siempre intacta nuestra fe cristiana, tesoro preciado transmitido por nuestros padres.
¡Oh Virgen poderosa, que con tu pie aplastas la cabeza de la serpiente tentadora!, haz que cumplamos, día tras día, nuestras promesas bautismales, con las que hemos renunciado a Satanás, a sus obras y seducciones, y sepamos dar al mundo un gozoso testimonio de esperanza cristiana.
¡ Oh Virgen clemente, que siempre has abierto tu corazón maternal a las invocaciones de la humanidad, a veces lacerada por el desamor y hasta, desgraciadamente, por el odio y la guerra! enséñanos a crecer, todos juntos, según las enseñanzas de tu Hijo, en la unidad y en la paz, para ser dignos hijos del único Padre celestial. Amén.

15 mayo 2012

Oración-canción a la Virgen por el mes de mayo.


Hoy comparto con todos ustedes esta pequeña canción-oración que últimamente se las escucho cantar a mis sobrinas mucho, porque en se lo han aprendido en el cole.


Un beso para María,
un beso te quiero dar,
una flor y un abrazo
yo te quiero regalar.

Mua, mua… María,
un beso te quiero dar.
Mua, mua… María,
yo te quiero regalar.

El mundo te necesita,
el mundo te pide paz,
tú, madre buena,
nos auxiliarás.

Mua, mua… María,
un beso te quiero dar.
Mua, mua… María,
yo te quiero regalar.

14 mayo 2012

Evangelio domingo VI de Pascua.


Según San Juan 4, 7-10.
En aquel tiempo, Jesús habló así a sus discípulos: «Como el Padre me amó, yo también os he amado a vosotros; permaneced en mi amor. Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor, como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor. Os he dicho esto, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea colmado.
»Este es el mandamiento mío: que os améis los unos a los otros como yo os he amado. Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. No os llamo ya siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su amo; a vosotros os he llamado amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer. No me habéis elegido vosotros a mí, sino que yo os he elegido a vosotros, y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y que vuestro fruto permanezca; de modo que todo lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo conceda. Lo que os mando es que os améis los unos a los otros».

Reflexión:

Hoy celebramos el último domingo antes de las solemnidades de la Ascensión y Pentecostés, que cierran la Pascua. Si a lo largo de estos domingos Jesús resucitado se nos ha manifestado como el Buen Pastor y la vid a quien hay que estar unido como los sarmientos, hoy nos abre de par en par su Corazón.
Todo se resume en esta palabra: “amar”. Nos lo recuerda san Agustín: «El Maestro bueno nos recomienda tan frecuentemente la caridad como el único mandamiento posible. Sin la caridad todas las otras buenas cualidades no sirven de nada. La caridad, en efecto, conduce al hombre necesariamente a todas las otras virtudes que lo hacen bueno».

Hoy domingo 13 de mayo, celebramos a la Virgen de Fátima que se apareció en Portugal.
Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, 
vida, dulzura y esperanza nuestra. 
Dios te salve. A Tí clamamos los desterrados hijos de Eva, 
a Tí suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. 
Ea, pues, Señora Abogada Nuestra, 
vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos, 
y después de este destierro, muéstranos a Jesús,
fruto bendito de tu vientre.
Oh, clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María. 
Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, 
para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

Amén

11 mayo 2012

Ayer jueves 10 de mayo, celebramos el día de SAN JUAN DE ÁVILA. Patrón del clero Español.



El Papa Benedicto XVI proclamará próximamente a San Juan de Ávila Doctor de la Iglesia Universal. Así lo anunció en la memorable Jornada Mundial de la Juventud, celebrada en Madrid, donde nos invitó a “volver la mirada” hacia el Santo y a perseverar en la misma fe de la que él fue Maestro.
Pero, ¿quién es San Juan de Ávila?, ¿cuál es la actualidad de su vida y de su mensaje?, ¿qué significa que vaya a ser proclamado Doctor de la Iglesia? 
Juan de Ávila nació en 1499 ó 1500 en Almodóvar del Campo (Ciudad Real), donde creció y se formó en un ambiente cristiano. Estudió Leyes en la Universidad de Salamanca y Artes y Teología en la de Alcalá, donde fue ordenado sacerdote. .En su pueblo natal, en 1526, celebró su primera misa solemne. Lo festejó invitando a los pobres a su mesa y repartiendo entre ellos su cuantiosa herencia.
Cuando estaba a punto de embarcar para irse a América, el Arzobispo de Sevilla cambió sus planes. Éste quedó encantando con su actividad evangelizadora y le pidió que se quedase a ejercer el ministerio en España. Juan de Ávila recorrió pueblos y ciudades de Andalucía, La Mancha y Extremadura. Residió en Granada, donde ya figura con el título de Maestro; y permaneció durante los últimos quince años de su vida en Córdoba, diócesis de la que fue presbítero. Murió en Montilla, el 10 de mayo de 1559. Allí se veneran sus reliquias en el Santuario que lleva su nombre.
San Juan de Ávila fue un gran conocedor de la Sagrada Escritura. Sobre él se decía que si, por desgracia, la Biblia se llegara a perder, él solo la restituiría a la Iglesia, porque se la sabía de memoria. Y fue también un gran escritor.
Gozó del particular carisma de sabiduría, fruto del Espíritu Santo, y convencido de la llamada a la santidad de todos los fieles del pueblo de Dios, promovió las distintas vocaciones en la Iglesia: laicales, a la vida consagrada y al sacerdocio.
Desprendido, generoso y, sobre todo, enamorado de Dios, vivió desposeído de los bienes materiales, pero con el corazón lleno de fe y de entusiasmo evangelizador, dedicado por entero a la oración, al estudio, a la predicación y a la formación de los pastores del pueblo de Dios. Para ello fundó una quincena de colegios, precedentes de los actuales Seminarios, y la universidad de Baeza (Jaén).
En sus discípulos dejó una profunda huella por su amor al sacerdocio y su entrega total y desinteresada al servicio de la Iglesia. Centrado en el que Él llamaba “el beneficio de Cristo”, podemos calificarlo como el Doctor del amor de Dios a los hombres en Cristo Jesús; el maestro y el místico del beneficio de la redención. Estas son sus palabras: “Grande misericordia y grande favor fue sacarnos de las miserias y del captiverio en que estábamos, y sacarnos para hacernos no siervos, sino hijos”.
Fue Maestro y testigo de vida cristiana; contemporáneo de un buen número de santos que encontraron en él amistad, consejo y acompañamiento espiritual como, por ejemplo, San Ignacio de Loyola, San Juan de Dios, San Francisco de Borja, San Pedro de Ribera, San Juan de la Cruz, San Pedro de Alcántara, Santo Tomás de Villanueva, o la misma Santa Teresa de Jesús.
<--- Relicario de los restos de San Juan de Ávila.

Un Doctor de la Iglesia es quien ha estudiado y contemplado con singular clarividencia los misterios de la fe, es capaz de exponerlos a los fíeles de tal modo que les sirvan de guía en su formación y en su vida espiritual, y ha vivido de forma coherente con su enseñanza.
Hasta el momento, los Doctores de la Iglesia son 33. Entre ellos, se encuentran otros tres españoles: San Isidoro de Sevilla, San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jesús.
San Juan de Ávila fue declarado patrono del clero secular de España en 1946 por Pío XII y canonizado en 1970 por Pablo VI.
El testimonio de fe del Santo Maestro sigue vivo y su voz se alza potente, humilde y actualísima ahora, en este momento crucial en que nos apremia la urgencia de una nueva evangelización. Porque pasan los tiempos, pero los verdaderos creyentes como él son siempre contemporáneo

06 mayo 2012

Evangelio de hoy domingo V de Pascua.



Según San Juan 15, 1-8.

En aquel tiempo, Jesús habló así a sus discípulos: «Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el viñador. Todo sarmiento que en mí no da fruto, lo corta, y todo el que da fruto, lo limpia, para que dé más fruto. Vosotros estáis ya limpios gracias a la Palabra que os he anunciado. Permaneced en mí, como yo en vosotros. Lo mismo que el sarmiento no puede dar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid; así tampoco vosotros si no permanecéis en mí. 
"Yo soy la vid; vosotros los sarmientos. El que permanece en mí y yo en él, ése da mucho fruto; porque separados de mí no podéis hacer nada. Si alguno no permanece en mí, es arrojado fuera, como el sarmiento, y se seca; luego los recogen, los echan al fuego y arden. Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que queráis y lo conseguiréis. La gloria de mi Padre está en que deis mucho fruto, y seáis mis discípulos".

Reflexión:

El Padre quiere que demos mucho fruto. Es lógico. Un viñador planta la viña y la cultiva para que produzca fruto abundante. Si nosotros montamos una empresa, querremos que rinda. Jesús insiste: «Yo os he elegido a vosotros, y os he destinado para que vayáis y deis fruto» (Jn 15,16).
Eres un elegido. Dios se ha fijado en ti. Por el bautismo te ha injertado en la viña que es Cristo. Tienes la vida de Cristo, la vida cristiana. Posees el elemento principal para dar fruto: la unión con Cristo, porque «el sarmiento no puede dar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid» (Jn 15,4). Jesús lo dice taxativamente: «Separados de mí no podéis hacer nada» (Jn 15,5). «Su fuerza no es sino suavidad; nada hay tan blando como esto, y nada como esto tan firme» (San Francisco de Sales). ¿Cuántas cosas has querido hacer sin Cristo? El fruto que el Padre espera de nosotros es el de las buenas obras, el de la práctica de las virtudes. ¿Cuál es la unión con Cristo que nos hace capaces de dar este fruto? La fe y la caridad, es decir, permanecer en gracia de Dios.
Que la Virgen María nos ayude a aumentar la gracia para que produzcamos frutos en abundancia que den gloria al Padre


---> Hoy por ser el día de la Madre, recemos a la que más no quiere y que debe ser el modelo de todo Cristiano<--- 


Bendita sea tu pureza
y eternamente lo sea,
pues todo un Dios se recrea
en tan graciosa belleza.
A ti, celestial princesa, Virgen sagrada María, te ofrezco en este día alma, vida y corazón, mírame con compasión, no me dejes, Madre mía.

04 mayo 2012

Consagración a Nuestra Madre la Virgen María.

Por esto, Madre, como el apóstol Juan, nosotros queremos acogerte en nuestra casa (cf. Jn 19, 27), para aprender de ti a ser como tu Hijo.
¡“Mujer, aquí tienes a tus hijos”!.
Estamos aquí, ante ti, para confiar a tus cuidados maternos a nosotros mismos, a la Iglesia y al mundo entero.
Ruega por nosotros a tu querido Hijo, para que nos dé con abundancia el Espíritu Santo, el Espíritu de verdad que es fuente de vida.
Acógelo por nosotros y con nosotros, como en la primera comunidad de Jerusalén, reunida en torno a ti el día de Pentecostés (cf. Hch 1, 14).
Que el Espíritu abra los corazones a la justicia y al amor, guíe a las personas y las naciones hacia una comprensión recíproca y hacia un firme deseo de paz.
Te encomendamos a todos los hombres, comenzando por los más débiles: a los niños que aún no han visto la luz y a los que han nacido en medio de la pobreza y el sufrimiento; a los jóvenes en busca de sentido, a las personas que no tienen trabajo
y a las que padecen hambre o enfermedad.
Te encomendamos a las familias rotas, a los ancianos que carecen de asistencia y a cuantos están solos y sin esperanza.
AMéN.

01 mayo 2012

Mayo: mes de la Virgen María. Madre de Dios y Madre Nuestra.

Mayo es el mes de las flores, de la primavera.Mayo es el mes en el que todos recuerdan a su mamá (el famoso 10 de Mayo) y las flores son el regalo más frecuente de los hijos para regalar a quien les dio la vida. 
Por otro lado, todos saben que este mes es el ideal para estar al aire libre, rodeado de la belleza natural de nuestros campos. Precisamente por esto, porque todo lo que nos rodea nos debe recordar a nuestro Creador, este mes se lo dedicamos a la más delicada de todas sus creaturas: la santísima Virgen María, alma delicada que ofreció su vida al cuidado y servicio de Jesucristo, nuestro redentor.


¿Qué se acostumbra hacer este mes?


1) Ofrecimiento de flores a la Virgen.


2) Reflexionar en los principales misterios de la vida de María: (El Santo Rosario.)

3) 
Recordar las apariciones de la Virgen:(Fátima, Lourdes...) 

4) 
Meditar en los cuatro dogmas acerca de la Virgen María que son:
    (Su inmaculada concepción; Su maternidad divina; 
    Su perpetua virginidad; Su asunción a los cielos.)

    5) Recordar y honrar a María como Madre de todos los hombres.

    6) 
    Reflexionar en las principales virtudes de la Virgen María:
        (Mujer de profunda vida de oración, vivía siempre cerca de Dios. Mujer humilde, sencilla, generosa, servicial, paciente, con gran confianza en Dios y una total aceptación en su vida de la voluntad de Dios.)  

        Oración a María:
         
      Alégrate, Reina del cielo; aleluya.
      Porque el que mereciste llevar en tu seno; aleluya.
      Ha resucitado, según predijo; aleluya.
      Ruega por nosotros a Dios; aleluya.
      Gózate y alégrate, Virgen María; aleluya.
      Porque ha resucitado Dios verdaderamente; aleluya.

      Oración:
      Oh Dios que por la resurrección de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, te has dignado dar la alegría al mundo, concédenos que por su Madre, la Virgen María, alcancemos el gozo de la vida eterna. Por el mismo Jesucristo Nuestro Señor.
      Amén.


      - Que este mes, nos ayude a que nos acerquemos más a Cristo siguiendo los pasos de María. La primera discípula y creyente en Jesús.

      Que ella sea nuestra madre, nuestro modelo y nuestra maestra, para que así podamos llegar a la perfección que es nuestra meta: CRISTO